Ventilación

Con el objetivo de garantizar la calidad del aire en el interior de las estancias, disponemos de dos sistemas de ventilación:

– Sistema de aireación permanente que funciona mediante la igualación de la presión del aire del interior y del exterior (principio de diferencias de presión). El limitador de caudal evita, en caso de alta presión de aire, mediante una pieza flotante especifica, la entrada de un caudal excesivo hacia el interior. Cuando la presión del viento baja, el regulador se abre posibilitando la entrada de aire fresco hacia el interior.

– Sistema de ventilación reducida o microventilación que consiste en un cerradero que se sitúa en la parte superior de la ventana y contra el marco, junto al cerradero del ángulo superior.

Ambos sistemas garantizan el cumplimiento del DB-HS3 de calidad del aire interior del CTE.